lunes, 7 de junio de 2010

Religión

El 60 % de la población es cristiana. Dentro de ésta, los cultos más importantes son el anglicano, presbiteriano, católico romano y metodista. La cultura maorí era politeísta antes de la llegada de los europeos. Una de sus principales características era el tapu (sagrado y/o prohibido), que era utilizado para mantener la condición de jefes y tohunga (sacerdotes) y para la conservación de recursos. Algunos de los primeros colonos europeos en Nueva Zelanda eran misioneros cristianos, en su mayoría de la Iglesia Anglicana, y también de otras ramas protestantes y de la Iglesia católica. Desde el año 1830 en adelante, un gran número de maoríes fueron cristianizados, y durante todo el siglo XIX una serie de movimientos maoríes combinaron creencias tradicionales con el cristianismo, como por ejemplo Pai Marire, Ringatu, y en los primeros del siglo XX, Ratana. Normalmente se centraron en un profeta-líder. Estas iglesias aún siguen atrayendo fieles, ya que según el censo de 2006, 50.565 personas son creyentes ratana, y otro 16.419 son ringatu. Un total de 1.689 personas declararon seguir la religión maorí. La mayoría de los neozelandeses se consideran cristianos, principalmente anglicanos (25%), presbiterianos (16%) y católicos (15%). También tiene una destacada presencia entre la población la Iglesia metodista y otras iglesias evangélicas. La mayor parte de los maoríes son miembros de las iglesias cristianas de Ringatu y Ratana. Hay pequeñas minorías de judíos, hindúes y confucianos. Alrededor del 18% de la población no profesa ninguna creencia religiosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada